Tratamiento de datos de salud en tiempos de Covid-19. Toma de temperatura

En un documento anterior, resumimos el informe de la Agencia Española de Protección de Datos, donde se detallaba la posibilidad de tratar datos de salud, por parte del empleador, para garantizar la seguridad del resto de trabajadores en caso de detectar un positivo por coronavirus en la plantilla. Lo más relevante es que esa información, debe ser siempre transmitida por el trabajador hacia la empresa, es decir, si un trabajador presenta síntomas, se realiza un chequeo médico y resulta positivo, tiene la obligación de informar a su empresa, para que esta pueda tomar las medidas oportunas para salvaguardar la seguridad del resto de empleados. Ahora surgen nuevas dudas con la aplicación de medidas de control de temperaturas en entornos laborales y en negocios. Vamos por partes. Hay que destacar previamente que la temperatura corporal de una persona, es un dato de salud, dado que a partir del mismo podemos asumir si una persona padece o no una enfermedad, en este caso la Covid-19 y que la Agencia muestra su preocupación por la generalización del tratamiento de estos datos, considerados sensibles. Por otro lado, la temperatura corporal elevada, no tiene porque suponer que una persona haya desarrollado dicha enfermedad, puede ser provocada por otras distintas, sobre todo teniendo en cuenta que las personas asintomáticas o que estén padeciendo la misma, no siempre desarrollan procesos febriles. Toma de temperatura en el ámbito laboral. La Agencia, traslada al Ministerio de Sanidad la responsabilidad de prescripción de esta medida y como llevarla a cabo con garantía. Aunque desde el Ministerio de Sanidad no se ha concretado nada el respecto. Si vamos a optar...

Coronavirus y Protección de datos personales

Ayer, jueves día 12 de marzo de 2020, la Agencia Española de Protección de Datos, emitió un informe muy esclarecedor, acerca de la posibilidad y necesidad de tratar datos de salud, que son datos especialmente protegidos, de los trabajadores de las organizaciones, por parte de los empleadores. Este tratamiento de datos de salud, se circunscriben, solamente, a aquellos casos que estén relacionados con el COVID-19. La agencia determina que, de acuerdo al RGPD, siempre que se deba proteger un interés esencial para la vida del interesado o de otra persona física, este tratamiento de datos está legitimado, en concreto «Ciertos tipos de tratamiento pueden responder tanto a motivos importantes de interés público como a los intereses vitales del interesado, como por ejemplo cuando el tratamiento es necesario para fines humanitarios, incluido el control de epidemias y su propagación, o en situaciones de emergencia humanitaria, sobre todo en caso de catástrofes naturales o de origen humano» (Fuente AEPD). Por lo tanto, además de lo relativo al cumplimiento legal en materia de prevención de riesgos laborales, existe una misión realizada en interés del bien público o en defensa de los intereses vitales del interesado u otras personas físicas. El procedimiento de información se concreta en la obligación del trabajador de informar a su superior jerárquico o empleador, en caso de sospecha de contacto con el virus, a fin de salvaguardar, además de su propia salud, la del resto de trabajadores del centro de trabajo con los que haya tenido relación, de modo que la empresa pueda tomar las medidas oportunas para mitigar la posibilidad de contagios. El empleador está, por tanto,...

Guzmán Felgueroso en La Buena Tarde

    Compartimos con vosotros la participación de Guzmán Felgueroso San Julián en el programa La Buena Tarde de RTPA, de la mano de Conecta Industria. Hablamos de la gestión de personas en las empresas , la situación de mercado laboral y los retos que tanto trabajadores como empresas deben afrontar en estos tiempos.   https://www.conectaindustria.es/conecta-industria-estuvo-hoy-buena-tarde-rpa-guzman-felgueroso-31102019...

LA GESTIÓN DE LAS PERSONAS EN LA INDUSTRIA 4.0

  Creo que la mayoría de nosotros hemos visto y seguramente vivido ese momento burocrático y administrativo dentro de las empresas en donde un documento u orden de trabajo era redactado por una persona, supervisado por otra, sellado por una tercera, aprobado por otra diferente, y en último lugar alguien lo introducía en algún tipo de archivo maestro o carpeta tipo A-Z para jamás volver a saber nada de él. Obviamente ese papel recorría en apenas unos días una distancia nada desdeñable dentro de un mismo edificio o incluso entre varios con las conocidas valijas internas. Esto, que a día de hoy todavía es una práctica habitual, en algunas de las empresas de nuestro entorno, choca frontalmente con esas políticas de papel cero, todo digitalizado, todo en la nube, etc… que de una manera u otra están ya presentes en las empresas. El sector industrial está metido de lleno en un proceso de transformación de sus procesos productivos y de sus modelos de gestión. Este cambio, motivado por las mejoras tecnológicas y la transformación digital entre otros aspectos, hacen que dentro de la gestión de personas en las empresas nos encontremos nuevas formas de trabajo y nuevas ocupaciones para lo cual, desde los departamentos de Recursos Humanos hemos de estar preparados. En los planes estratégicos de grandes empresas, o incluso de Pymes, cada vez es más habitual encontrar apartados enteros dirigidos hacia esa llamada transformación digital que han de ayudar a posicionarse a las empresas en el mercado actual. Bajando a “nivel de usuario” para poder implantar esa planificación estratégica, hemos de mirar a nuestro alrededor y ver si...